19/7/17

Días largos, años cortos

¿Han sentido que el día nunca termina? Yo lo siento todos los días. 

Aunque casi siempre acabo agotada después de cada día, de vez en cuando tomo tiempo para meditar. 
Al acecarse el primer año de vida de nuestro hijo, me doy cuenta que el tiempo en realidad se va muy rápido... A veces más de lo que quisiera. Claro, hay días que parecen eternos, al igual que algunas semanas, pero al ver todo en retrospectiva me pregunto ¿estoy disfrutando cada día como debería?

Escuchamos mucho la frase "vivir cada día como si fuera el último". Creo que es difícil vivir de acuerdo a ello, pero si podemos eforzarnos por estar presentes en cada momento importante. Disfrutar cada etapa como lo que es: única e irrepetible, llena de matices y recuerdos invaluables.

Así que, los años se irán rápido... y los días... quizá sería bueno dejar de contarlos y empezar a vivirlos.

12/7/17

Retrocesos?

Pasar el día con un bebé de 11 meses no siempre es fácil.

Quienes son padres comprenden lo que digo. Especialmente aquellos que se quedan en casa con sus hijos todo el día. No es tarea sencilla. A pesar de lo que muchos piensen, estar en casa es a veces más cansado que estar fuera de casa. Las tareas nunca se terminan y los niños parece que siempre estan aburridos y deseosos de estar en cualquier lugar, exceptuando casa.

Desde la semana pasada nuestro pequeño ha tenido una racha de 'malhumor' que se traduce en llanto constante por el más mínimo detalle. Lo bajé al piso paa jugar..llora, lo levanto en brazos...llora, le doy su comida favorita...llora, lo distriago con un juguete...llora, a veces creo que estoy a punto de perder la cabeza jaja. 

Afortunadamente sé que son crisis de crecimiento, físico y emocional. Nuestro pequeño campeón está por cumplir su primer año y, al parecer, sus nuevas habilidades para expresarse y moverse, en ocasiones le causan inseguridad y frustración. Se requiere mucha, mucha, mucha paciencia para superar estas etapas de crecimiento junto con ellos. Obviamente la meta es no  hacerlos sentir rechazados ni mucho menos, al contrario. Queremos que se sientan comprendidos (aunque no tengamos ni idea de por qué está llorando por decima vez en la última hora...) y amados. 

Nuevamente los quehaceres de la casa tienen que esperar a otro momento y las comidas a veces se hacen un poco más tarde. No creo que haya retrocesos en la vida, solamente nuevas oportunidades de aprendizaje y crecimiento. Solo hay que aprender a convertir los momentos difíciles en ventanas de oportunidad.

¡Ánimo en lo que resta de la semana! 

5/7/17

Primeriza ...por siempre

Todos los días me siento como una novata en algún aspecto de la vida.

Hace unos meses que empecé a sentir que tenía días más productivos con un bebé en casa. A pesar de lo mucho que demanda ser mamá empecé a establecer mejor una rutina de actividades diarias. Pero claro, la vida no es una rutina y ya...

Esta semana comencé con el curso propedeútico de la universidad en linea a la que estoy aplicando... Ha sido una revolución para nuestra "rutina" (que de rutina no tiene mucho jaja, pero al menos logro hacer más actividades durante el día). El hecho de que sea una universidad a distancia significa que debo ajustarme a nuevos horarios para estudiar lo suficiente y dedicar el tiempo necesario a este nuevo proyecto. 

Añadido a eso es el reto de coertar citas virtuales con compañeros de equipo, quienes también tienen sus propias responsabilidades, trabajos y ocupaciones. Lo disfruto, pero no significa que sea sencillo. También he comenzado a dar clases de inglés de manera voluntaria..a la que tengo que irme en un par de horas...

Esta etapa de mi vida es probablemente una de las más cansadas, pero a la vez productiva que he vivido. Pero pienso que no hago tanto como otras personas. Otras madres o padres además de atender su hogar, sus hijos...también trabajan a tiempo completo o incluso tienen dos empleos...y encima de todo eso también estudian!... Esos si que son super héroes/heroinas para mi. 

Pero vamos paso a paso. Cada vez que siento que ya tengo control de alguna situación surge algo nuevo que me recuerda que cada día debo seguir aprendiendo y desarrollándome en ámbitos que probablemente reten mi zona de confort. 

En fin, por ahora a preparar los últimos detalles de la clase de inglés mientras el bebé está distraido con una revista y un carrito..

26/6/17

Un día cotidiano

Despertar con unos pequeños deditos picandote los ojos y nariz son mis mañanas de todos los días.

Hace 10 minutos que terminé una rutina de ejercicio de 20 minutos, por primera vez en un par de meses... Espero tener el lujo de hacerlo mañana nuevamente.

Cuando estaba en la universidad y escuchaba que alguien decía que 'no tenía tiempo' de hacer algo que quería solía juzgarlos de flojos y/o desorganizados. Según mi pensamiento de ese entonces bastaba con querer algo para lograrlo, obviamente se necesitaba esfuerzo, pero siempre era posible
.
Ahora, varios años después, casada y con un bebé; me doy cuenta de lo equivocada que estaba.
A la mitad de este post mi bebé despertó de su siesta, casi como un recordatorio de lo mal que estaba mi pensar en ese entonces jajaja.

La rutina diaria, llena de actividades cotidianas y a la vez importantes para mantener nuestro hogar en buenas condiciones. Puede interferir en algunas otras cosas que nos gustaría hacer y que van bajando en nuestra escala de prioridades segun pasa el tiempo.

Anteriormente me preocupaba mucho mantener todo en orden y una casa impecable. Hoy día me sigue preocupando, pero no puedo dedicar el tiempo que ponía antes, nuestro pequeño necesita atención y enseñanzas, tiempo de juego y recreación... la casa se limpiará después.

Me encanta hacer ejercicio y comer sanamente, pero el tiempo en ocasiones demanda que cocine algo rápido y sustancioso. Quiza mis 20 minutos de ejercicio diario se sustituyem por 20 minutos de juego con mi bebé o 20 minutos invertidos en tratar de hacerlo dormir.

A pesar de todo, amo la vida de mamá. Ciertos días podría tornarse monótona o excesivamente rutinaria, pero no lo cambiaria. Los meses se han ido volando y nuestro pequeñito esta a punto de cumplir su primer añito de edad. Y felizmente puedo decir que he disfrutado cada una de sus etapas, desde que pasaba todo el día pegado al pecho hasta ahora que no para de explorar la casa y esforzarse por caminar solo...

Ahora, a terminar de lavar la ropa y seguir entreteniendo a este pequeño que demanda mi atención desde hace varios minutos...!!!



25/6/17

Un Gran Cambio!

Debido a que el tiempo pasa y con el las personas, he decidido cambiar la URL de este blog a:

http://primerizaporsiempre.blogspot.com

Trataré temas más personales de mi día a día, crianza, ideas, alimentación, rutina y algunas otras cosas útiles para la vida diaria.
Es cierto que siempre conservamos nuestra esencia, pero cambiar siempre trae cosas positivas cuando es para bien.

¡Gracias por su apoyo y comprensión!
¡Los espero en mis nuevas aventuras!

10/1/17

Cansancio

Después de tener hijos el cansancio tiene un nuevo significado.

Alguna vez escuché a alguien decir "una mujer no sabe cuánta energía tiene hasta que se convierte en madre". Ahora lo entiendo.

Antes de casarme era una organizadora compulsiva muy entusiasta. Me apegaba a las reglas y planes más que cualquier persona y si algo se desviaba en lo más mínimo..era una causa de estrés total. Digamos que todo eso cambió gradualmente desde el momento que mi esposo y yo nos casamos. Convivir a diario con una persona diferente a mi me ayudo a ver nuevas perspectivas de las cosas.

El día que nuestro hijo nació eso cambió totalmente. Mi agenda estaba más abandonada que un edificio en obra negra.

Al principio fue un poco frustrante no desempeñar mis labores como habitualmente lo hacía, pero comencé a comprender que tenía cosas más importantes que atender ahora. Un bebito que dependía de nosotros totalmente.

No ha pasado mucho tiempo desde que me convertí en madre, pero he aprendido muchísimas cosas...y me siento feliz con mi día a día. Claro, hay días difíciles, hay días aún más difíciles, pero todo vale la pena cuando veo a nuestro pequeño sonreír.

Antes, al final del día me sentía cansada por todas las cosas que había hecho. Peor aún, me sentía cansada por todo lo que aún tenía que hacer al día siguiente. Ahora, por las noches me siento cansada por las actividades que hice, pero ya no me siento presionada por el día siguiente. Sé que tendré que hacer varias cosas, pero la más importante es cuidar a nuestro pequeñito. Lo demás no puede robarme mas energía de la cuenta.