19/7/17

Días largos, años cortos

¿Han sentido que el día nunca termina? Yo lo siento todos los días. 

Aunque casi siempre acabo agotada después de cada día, de vez en cuando tomo tiempo para meditar. 
Al acecarse el primer año de vida de nuestro hijo, me doy cuenta que el tiempo en realidad se va muy rápido... A veces más de lo que quisiera. Claro, hay días que parecen eternos, al igual que algunas semanas, pero al ver todo en retrospectiva me pregunto ¿estoy disfrutando cada día como debería?

Escuchamos mucho la frase "vivir cada día como si fuera el último". Creo que es difícil vivir de acuerdo a ello, pero si podemos eforzarnos por estar presentes en cada momento importante. Disfrutar cada etapa como lo que es: única e irrepetible, llena de matices y recuerdos invaluables.

Así que, los años se irán rápido... y los días... quizá sería bueno dejar de contarlos y empezar a vivirlos.